Untitled Document
 
Especialidades/Derecho Penal/Homicidio
 
 

HOMICIDIO


El homicidio es el acto en que se causa la muerte de otra persona.

Etimológicamente se descompone en homo (hombre) y cidium, derivado de caedere, matar.

Es una conducta reprochable, es decir típica, antijurídica y por regla general culpable (excepto en casos de inimputabilidad, donde no se es culpable pero si responsable penalmente) que consiste en atentar contra el bien jurídico de la vida de una persona física.

HOMICIDIO Y ASESINATO

El homicidio se diferencia del asesinato por su carencia de alevosía, ensañamiento u otras circunstancias, y generalmente por no matar con motivos miserables o vacuos, como la promesa remuneratoria o recompensa, o en general, el ánimo de obtener lucro de la actividad homicida.

Un homicidio puede ser justificable legalmente si se produjo por alguna de las causas de ausencia de responsabilidad penal, entre las que se encuentran la legítima defensa, la prevención de un delito más grave (estado de necesidad), el cumplimiento de una orden de un mando superior, o de un deber legal.

Hay diversos apelativos para los homicidios y asesinatos según la relación que guarden el homicida y su víctima; por ejemplo, dándole muerte al cónyuge, se convierte en uxoricidio, a los padres en parricidio, o magnicidio si la víctima era la máxima representación del estado. Cabe anotar que todas estas clases de homicidios pueden acarrear consecuencias jurídicas diferentes.

CLASIFICACIONES GENERALES  

El homicidio tiene 5 clasificaciones generales atendiendo el elemento subjetivo del agente:

  • HOMICIDIO DOLOSO: Cuando exista la intención positiva de inferir la muerte a la víctima. Es decir que el sujeto activo tiene la capacidad de querer y entender las consecuencias de su conducta y producir el resultado muerte. 
  • HOMICIDIO INVOLUNTARIO: También llamado homicidio culposo o negligente: cuando se conoce el posible resultado muerte y sin embargo se cree poder evitarlo, pero falla y ésta se produce.

También se presenta cuando definitivamente se ignora dicho resultado, pero de igual forma se mata.

La punibilidad en este caso surge amparada por el deber que toda persona tiene de abstenerse de causar daño a otra, y las acciones carentes de intención y omisiones que conlleven a la muerte, serán susceptibles de juzgarse conforme a las leyes penales.

  • HOMICIDIO PRETERINTENCIONAL: Hace mención al desbordamiento de las intenciones del causante, en las que primitivamente se quiso dañar, pero que desafortunadamente resultó matándola. Por ejemplo si se desea simplemente golpear a alguien para causarle unas magulladuras, y se termina matándolo.

Se ha afirmado que el homicidio preterintencional es un punto medio entre el dolo y la culpa, dolo frente a la acción y culpa frente al resultado.

  • HOMICIDIO SIMPLE: Aquél que se comete a falta de las cuatro agravantes, que son premeditación, alevosía, ventaja y traición.

  • HOMICIDIO CALIFICADO: La calificación de los homicidios se subdividen en:

    • Calificación por agravación o agravado: en aquellas circunstancias que harán más extensa la sanción penal. 

      • En razón del vínculo entre el autor y la víctima: parricidio.

      • En razón del modo elegido por el autor para cometerlo: 

        • Alevosía.

        • Ensañamiento. 

        • Sevicias graves.

        • Veneno
      • En razón de la causa:

        • Por pago o promesa remuneratoria

        • Homicidio críminis causa
      • Cometido con un medio idóneo para crear un peligro común: (incendio, inundación, descarrilamiento, etc.). 
      • En razón de la cantidad de personas:

        • Calificado por atenuación o atenuado:

          • Homicidio cometido bajo emoción violenta u homicidio emocional.

          • Homicidio preterintencional.

CONDUCTA

El homicidio se considera una conducta, y podemos clasificarla como Conducta de Acción cuando el sujeto activo efectúa los movimientos corpóreos necesarios para producir el resultado de la muerte del sujeto pasivo, y Conducta de Omisión u Omisión Impropia en el que el sujeto activo deja de hacer lo que de él se esperaba como tutor de una vida y debido a ello se produce el como resultado la muerte.

Por ejemplo, una madre que deja de alimentar a su hijo y con el resultado de la muerte de éste sería un caso de homicidio por omisión, puesto que la madre es responsable de mantener con vida a un individuo que no puede hacerlo por sí mismo.

SUJETOS 

Dentro del Homicidio encontramos dos tipos de sujetos:

  • Sujeto Activo: Es aquel que ejecuta la conducta de acción o de omisión, para producir el resultado muerte, es decir, el homicida.

  • Sujeto Pasivo: Es el individuo titular de la vida privada, la víctima del Homicidio.

"Retornar a la página anterior"